27 dic. 2016

Cómo aprender inglés y no morir en el intento


curso inglés


En primer lugar, debemos conectar el idioma que estamos aprendiendo a la vida diaria. Para ello, tenemos que visualizar tanto las series como las películas en VO, ponernos el ordenador y el teléfono móvil en inglés. Además de escuchar la radio, música o leer la prensa en inglés. Estos medios son ideales para reforzar o mejorar nuestra pronunciación y oído.

En segundo lugar, otra buena práctica para aprender un nuevo idioma, es el intercambio. La posibilidad de poder hablar con nativos acelera el aprendizaje. Existen muchas plataformas web y lugares físicos donde se practican estos intercambios. Un ejemplo de portal web de intercambios es: Conversation Exchange (https://www.conversationexchange.com/?lg=es)


En tercer lugar, debemos hacer algún curso de inglés. La mejor forma de aprender un idioma es aprendiendo de memoria por asociación y repetición. Si repetimos muchas veces aquello que se quiere memorizar, estamos recorriendo el mismo camino en nuestro cerebro, por lo que las conexiones neuronales se refuerzan en el proceso de memorización, facilitando el poder rememorar el recuerdo. El curso de TapscottScience, es el mejor método para aprender de esta manera. Este método se basa en fastcard, las cuales, incluyen texto, imagen y sonido. Estas fastcards han sido seleccionadas teniendo en cuenta aquel vocabulario y frases que más se utilizan en un idioma. ¿Os han contado alguna vez vuestros padres o abuelos cómo aprendían? Lo hacía a través de la repetición y la disciplina. 

Y, por último, y no por ello lo menos importante, no debemos dejar de lado practicar la imitación del acento. El repetir, es en una buena actividad para aprender un nuevo idioma. Lo ideal es ponernos delante del espejo y en voz alta repetir lo que dicen en la TV, radio..., imitando el acento.