15 dic. 2016

Cómo viajar por el mundo y que el idioma no sea un problema

aprender idiomas


¿Tienes que irte de viaje pronto y no sabes bien el idioma de allá donde vas? ¡No te preocupes! Aquí encontrarás algunos consejos para olvidarte del miedo o preocupación que puede producir viajar a un país cuyo idioma desconoces.


Fase Pre-viaje:


- Aprende algunas frases importantes que vas a necesitar: una forma eficaz de aprender frases típicas para hablar pueden ser las fastcards (ya hemos hablado anteriormente de este método, pero si quieres conocer más pincha aquí).




- Infórmate de cómo hablan el idioma en la región a dónde vas: recuerda que, al igual que no es lo mismo cómo habla un andaluz que un gallego por ejemplo, no es lo mismo el inglés de Inglaterra que el de Estados Unidos.

- Empieza tu inmersión en el idioma con series y películas en versión original: (en otros post ya hemos hablado del mejor modo para aprender idiomas con este método) de esta manera acostumbrarás tu oído al modo de hablar allá donde vayas. Ya que te has informado de cómo hablan en ese país o región, es interesante que, si es posible, veas una serie donde hablen esa variante del idioma que te interesa. (Por ejemplo, si vas a Inglaterra te podría venir bien una serie como Doctor Who, en la que hablan el inglés de Inglaterra, mientras que si te vas a Estados Unidos, te valdrían series como Friends o Modern Family).



Durante el viaje:


- No desesperes: puede resultar abrumador al principio, ya que, aunque te hayas estado preparando no siempre es fácil. Puede parecerte que hablan demasiado deprisa para ti. 

Pídeles que repitan lo que han dicho pero de forma más lenta (esta también puede ser una de las frases que puedes ir aprendiendo. Es posible que la necesites).

- Muestra educación: recuerda que allá a donde vayas es una cultura diferente (no viene mal conocer algunas frases o expresiones de cortesía para estos casos).

- Lleva una aplicación en el móvil o un diccionario: si llevas contigo una aplicación similar a wordreference del idioma que necesitas o un diccionario para esos momentos de colapso también te vendrán muy bien.

¡Listo! Esperamos que estos consejos te sirvan. Recuerda meter en la maleta las ganas de aprender y de expandir tu mente. No hay nada mejor que un viaje para este propósito.